Feliz Navidad y Próspero Año 2022

Me gustaría…

¡Cómo me gustaría! Que todos pasásemos unas buenas fiestas navideñas y estrenásemos un gran año de paz, amor y alegría.

Me gustaría que todos los inmigrantes tuvieran un techo sólido y que estas caravanas de mujeres, niños y hombres de todas las edades desaparecieran convertidas en la caravana de los reyes magos cargados de juguetes, alegría e ilusión.

¡Cómo me encantaría también! Que los únicos reyes que existieran fueran los que siempre nos han regalado a los niños: Melchor, Gaspar y Baltasar.

Al rey Baltasar, le pediría este carbón dulce, el que nos regalaban si nos portábamos mal y estaba tan rico. Pues bien, lo pediríamos para el mundo entero y así desaparecería el hambre en el mundo y al mismo tiempo el concepto de que algún niño pudiese ser “malo”.

Al rey Gaspar, le tocaría erradicar de todas nuestras mentes esto que llamamos “miedo”. Esto negro, oscuro y asqueroso que llevamos implantado desde nuestra más tierna infancia y que es con lo que nos mantienen “a raya” muy lejos de nuestras ilusiones. ¿Imagináis lo que llegaríamos a hacer sin él?, sin esta máscara que nos obliga a frenar nuestros impulsos e ideas brillantes convirtiéndonos en menos esclavos del capitalismo y de las grandes multinacionales que nos “mutilan” la voluntad sin darnos cuenta de ello.

Por último que Melchor, como cabeza de caravana que siempre ha sido, nos lleve por el camino que nos conviene, que no “vaguemos” por el mundo, perdidos en la búsqueda de este Belén que “sabemos” existe desde hace 2022 años y no acabamos nunca de encontrar.

No hace falta que “busquemos” el navegador más perfecto ni la última aplicación del móvil para encontrar el camino, únicamente tenemos, al igual que los magos, “seguir la luz” igual que ellos encontraron a Jesús, nosotros debemos buscar en nuestro interior, la luz que llevamos dentro, apartarnos para ello de móviles, ilusiones y falsas propagandas.

En una noche estrellada, busquemos nuestra estrella y sigamosla. Ésta nos dirá dónde está el niño que todos llevamos dentro y que abandonamos deslumbrados por los últimos inventos y tecnología que nos han “vendido con la modernidad”.

Busquemos con ahínco y seguro que este 2022 vendrá cargado de nuevos amigos, ilusiones y felicidad.

FELICES FIESTAS
Jaume Feliu