SOBRE NOSOTROS

La Arqromerterapia nace de la observación, sencillez y la íntima necesidad de no dañar.

Es fruto de la búsqueda de una mejora en la calidad de vida de cualquier paciente que no encuentra alivio ni curación.

Nace del estudio de muchas de las técnicas naturales

DIRECCIÓN

+34933 071 364

 

Carrer de Pallars, 272-274 bajos

08005 Barcelona

info(at)arqromerterapia.com

  • Grey Facebook Icon

PROTECCIÓN DE DATOS

  • Jaume Feliu

Intestino grueso

Según los manuales de medicina, el colón o intestino grueso tiene como única mision poco mas que absorber agua. Nada más lejos de la realidad pues es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo.

Juntamente con el bazo, es uno de los pilares del sistema inmune, su buen estado es imprescindible para no acumular alergias y absorber correctamente los minerales presentes en nuestra comida.

El estilo de vida actual, el ritmo de comidas y la sobrecarga tóxica de estas, hacen que nuestro estomago e intestinos, se encuentren atiborrados de alimentos desnaturalizados y contaminados por plásticos, aluminios, mercurio...etc con los que el colon no sabe con exactitud que hacer mas que acumularlos intentando sacar de ellos algún producto alimenticio para pasarlo al torrente sanguíneo.

El hígado, portero de nuestro organismo, no corre mejor suerte, pues la sociedad actual lo obliga, por estrés, en muchos casos a intentar digerir con exceso de bilis,o de ácido clorhídrico o jugo pancreático y se inflama por el exceso de tóxicos y venenos que debe depurar; por no hablar de nuestros páncreas que no son capaces de fabricar enzimas que resulten suficientes para los alimentos actuales y además metabólizar azúcares rápidos y alimentos tóxicos .



Tejido del intestino grueso

No nos es difícil imaginar el producto resultante de la digestión que vaciamos a los intestinos, su tacto de "engrudo que lentamente va "tapizando" las paredes del colon con una especie de alquitrán que se va solidificando e inmovilizando, depositandose en gruesos de 3 a 6 milímetros, los movimientos peristálticos de nuestro colon, haciendo que se pare del todo el deslizamiento natural de las heces al exterior, bloqueando y paralizando totalmente el funcionamiento del cuerpo.

Llegados a este punto, la persona se encuentra mal, se siente intoxicada y ,como no, se le prescribe un laxante que en la mayoría de los casos va a utilizar de por vida. La mayor parte de la población los utiliza de forma habitual y en muchos casos sin prescripción médica.

Si pudiésemos ver nuestro colon, lo compararíamos sin duda a una cloaca o a un montón de basuras en descomposición con grandes cantidades de toxinas, colorantes, pesticidas, fungicidas y gases muy perjudiciales para el organismo. Escondidos en nuestro colon están muchos de los síntomas cotidianos con los que debemos lidiar. Dolores, inflamaciones, malas digestiones, tristezas, culpabilidades, etc.

En la mayoría de los casos los médicos no relacionan los síntomas con los trastornos, y prescriben analgésicos, antidepresivos, antiinflamatorios, digestivos, etc, ect,etc.

Mas tóxicos en total que no ayudarán a que funcione el intestino.

Los primeros médicos y curanderos prescribían purgas al principio de la enfermedad y las abuelas en las casas tenían el aceite de ricino y sus mejunjes para estabilizar el organismo... Aunque raro era el que necesitaba purga con los "cocidos" que se hacían en las casas con legumbres y verduras, con su dosis de despojos animales que hervían juntos y que "olían que alimentaban", nada que ver con las "comidas rápidas" actuales.

Ko Hung,médico chino antiguo, decía: "Quienes aspiren a la longevidad, deben mantener libre de obstrucciones su intestino y así evitarán la muerte". No hace falta ser tan agoreros, pero nadie me negara que cuando no podemos evacuar, la energía no fluye libremente y nos sentimos abotargados y cansados y sin ganas de nada.

El ir al baño todos los días, es sinónimo de salud intestinal. Las heces deben ser en forma de porra alargada, uniformes, homogéneas, de color marrón claro y no deben ensuciar al caer en el WC.

Todo lo narrado no se debe interpretar como que haya una necesidad de purgarse o laxarse cada día, no es tan fácil, el mimar a nuestro organismo, pasa por alimentarlo debidamente, su alimento vital es la clorofila, no presente en los alimentos precocinados, y sus vellosidades internas o mejor dicho, lo que conocemos todos como flora intestinal es imprescindible para su buen funcionamiento y salud.

No, evidentemente no se trata de tomar siempre lactobacillus ni clorofila en pastillas, se trata de respetar a nuestro cuerpo, de tomar las verduras adecuadas, la fruta, las legumbres, la carne, el pescado adecuados y tomar la rutina que mejore nuestra salud para siempre, es muy sencillo, y si no sabemos como, hay multitud de dietistas arqromerterapeutas que le podrán aconsejar las dietas a seguir.

92 vistas